Aperitivos,  Entradas,  Pescado

Salmón, primera parte

Éste pescado es  fuente de proteínas, vitaminas y minerales y sobre todo Omega3, lo mejor es que está en su mejor momento en cualquier época del año. Por su versatilidad, precio y facilidad de encontrar en el mercado, es ideal para preparar de mil maneras, así que no me he podido resistir a hacer un especial veraniego sobre éste tesoro de la gastronomía.

Lo ideal es que compréis un salmón entero y pidáis que os preparen la mitad (preferiblemente de la mitad hacia la cola), en dos lomos, quitando la espina y muy importante que os quiten las escamas. La segunda mitad, en rodajas y ya nos encargaremos de ir dando forma para la receta que queramos.

Aproveché una oferta para preparar estas recetas, pero no obstante el salmón no es un pescado caro, de modo que es ideal para comprar preparara y congelar e ir sacando cuando necesitéis.

Yo el primer dia preparé éste salmón marinado y congelé los filetes para las recetas que aún están por venir.

DSCF1280 copia

Ingredientes:

2 lomos de salmón

1 kg de sal gorda

1 kg de azúcar morena

4 cucharadas de eneldo molido

Preparación:

Tendremos los dos lomos limpios de espinas y escamas. Con ayuda de unas pinzas os recomiendo terminar de quitar las espinas que hayan podido quedar, especialmente en los lados del lomo, es suficiente con pasar el dedo para que podáis apreciarlas y con ayuda de unas pinzas (tipo de depilar), yo tengo unas pinzas en el cajón de la cocina que uso solo para cocinar, y no sabeos lo útiles que me resultan.

FOTOS8 copia

En un bol grande o una olla mezclaremos bien la sal, el azúcar y el eneldo y cubriremos el fondo de una bandeja con la mezcla, colocaremos el primer lomo con la parte de la piel hacia abajo, a continuación colocaremos un poco de mezcla (no demasiada) sobre la carne y colocaremos el segundo lomo encima de modo que quede el lado de la piel hacia arriba y finalmente terminaremos de cubrir completamente con la mezcla, sin que quede ninguna zona sin cubrir.

DSCF1282 copia

Cubriremos la bandeja con papel de plata e introduciremos en la nevera durante 48 horas.

Pasadas las 48 horas sacaremos los lomos apartando la capa de azúcar y sal y limpiaremos los lomos de sal, incluso colocando el chorro de agua fría encima para eliminar todos los restos de sal y azúcar, lo ideal que quede algo de eneldo pegado a la carne del pescado.

Podemos empezar a comer directamente o volver a liar en papel de plata e introducir en la nevera hasta el momento de consumirlo.

Por su textura es ideal para comer en finas láminas o a taquitos en brochetas y acompañado de cualquier salsa de eneldo o mayonesa.

DSCF1283 copia

Fotos: Petisui

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *