Magret de pato con setas y patatas 0%

dav

El pato es una de mis carnes preferidas, adoro su sabor y me encanta en todas sus modalidades. No suelo tomarla demasiado a menudo, pero cuando quiero concederme algún capricho, siempre está en mi cesta de la compra.

El Magret del pato, es decir lo que sería la pechuga, es mi preferido y es súper recomendable para quedar como todo un Chefs en tus cenas con invitados. Fácil de cocinar si conoces algunos truquillos, es cierto que es un plato de hacer a ultima hora, justo antes de servir, pero con ausentarte un minuto conseguirás un plato que recordarán por mucho tiempo.

En esta ocasión he decidido acompañarla con unas patatas al horno y setas rehogadas, pero puedes acompañarlo con infinidad de variaciones, puré de patatas, coles de Bruselas, guisantes, o cualquier verdura salteada o simplemente unos brotes de lechugas tiernos.

dav

En esta ocasión me he decidido por hacer las patatas al horno, una opción que hago cada vez más, lleva algo más de tiempo que freírlas, pero son infinitamente más sanas y menos engorrosas.

Basta con pelarlas y partirlas como de costumbre y colocarlas con sal sobre una bandeja de horno y embadurnar en un poco de aceite de oliva. Os recomiendo que cubráis la bandeja de horno con papel vegetal, ya que si no estas continuamente pendiente de voltearlas de vez en cuando, tienden a pegarse a la fuente.

Ingredientes:

1 Magret de pato

4 patatas

2 dientes de ajo

Tomillo

300 grs. de setas cultivadas o salvajes

Salsa Pota

Sal (negra en mi caso)

Pimienta

Aceite de Oliva

Vinagre de Módena

Preparación:

Para las setas basta con trocearlas y poner una sartén con el fondo cubierto de aceite, donde doraremos los ajos laminados, cuando comiencen a dorarse, añadiremos las setas, y las sofreiremos durante 5 minutos a fuego medio-alto. Pasado este tiempo añadiremos un chorreon de salsa Maggy y salpimentaremos al gusto y seguiremos cocinando unos 10 minutos más.

¡¡OJO!! no añadáis la sal al principio, ya que eso hace que las setas suelten toda su agua, y conseguimos que se cuezan más que dorarlas.

Mientras tanto, cortaremos las patatas a nuestro gusto y las colocaremos extendidas en una fuente de horno bien embadurnada en aceite. (Para que todas queden igual de doradas, no pongáis mas de un piso, es decir una encima de otra) y cocinaremos unos 20 minutos a 200ºc y pasado ese tiempo otros 5 minutos en Grill.

dav

Para el Magret debemos sacarlo unos minutos antes del envase, para orearlo y por la parte de la grasa haremos unos cortes longitudinales y cortaremos un par de trocitos de grasa, que añadiremos a la plancha, al derretirse, nos servirá de “aceite”.

Con la plancha bien caliente, colocaremos el Magret por el lado de la grasa y cocinaremos unos 4-5 minutos, pasado este tiempo daremos la vuelta y cocinaremos otros 5 minutos. El Magret es una carne que debe quedar bastante tostada por fuera y roja casi cruda por dentro.

Cuando lo saquemos y cortemos en filetitos de un centímetro aproximadamente, con la plancha aún caliente, podemos pasar los trozos para aquellos a los que le guste más pasado.

Nota: La grasa que se desprende de cocinar el Magret debéis desecharlo.

Servir rápidamente, espolvoreando con la sal generosamente. Presentar junto con las patatas y las setas, aderezadas con el vinagre de Módena.

Deja un comentario