¡¡La vida es montar en bici y muchas cosas más!!

sdr

¿Habéis pensado alguna vez lo emocionante que es la primera mitad de nuestra vida? ¿Lo ocupados que estamos descubriendo el mundo? Desde que nacemos hasta los 6-7 años, aprendemos a gatear, andar, comer solos, hablar, nadar, montar en bici, después vamos a la universidad, aprendemos lo que es salir, divertirse, sacarse una carrera, viajar, nos independizamos, muchos nos casamos tenemos hijos y cuando estos cumples los 6-7 años otra vez, ahí….ahí ya hay un paron de emociones, ya no quedan casi cosas elementales que aprender ni emociones nuevas que descubrir. Quizás de ahí la famosa crisis de los 40 en ellos y también, cada vez más en ellas.

Creo que por eso oigo cada vez más a mi entorno decir la frase que muchas veces oí a mis mayores “yo disfruto viéndolos”, volvemos a revivir tiempo mejores a través de ellos, enseñarlos a jugar al fútbol, viéndolos salir con sus amigos, descubriendo el mundo…

Pero este no es un post para hablar de la crisis de los 40, eso otro día. Yo creo que no quedan emociones por descubrir, pero si que podemos repetirlas una y otra vez sin parar, y podemos encontrar sustitutos, aprender un nuevo idioma se parece mucho a aprender a hablar, que tu propia empresa salga adelante se parece mucho a la sensación de conseguirte mantener solo sobre las dos ruedas, y así infinitos sustitutos.

Pero como decía este es un post para recordar aquellos momentos, para volver a vivirlos a través de ellos, concretamente el momento de aprender a montar en bici, que debe ser una tarea obligada de todo padre. Pasarse una, dos o quince tardes ayudando a su hijo a montar en bici.

sdr

Aún recuerdo aquella sensación que sentí el día que conseguí mantener el equilibrio yo sola en mi bici rosa con su cesta de la que colgaban pompones blancos. Y apenas he sentido hace unos días aquella experiencia a través de mi hija, el momento en que después de varios intentos y tardes que acababan en frustración conseguía abrirse camino y montar en bici sola.

Mis consejos para esta tarea son simples. Paciencia, mucha paciencia, se frustran cuando no lo consiguen a la primera y los papás debemos guardar la calma, hacerles entender que cuando llegue su momento lo hará solo sin problema.

TIPS

Iniciarse como una bici sin pedales, cada día están más de moda y poco a poco y sin darse ellos cuentan aprenden a guardar el equilibrio con la seguridad de frenar con sus pies.

A los 4 -5 años, no creo que antes, aunque seguro que hay niños que lo consiguen, empezar con la bici con ruedines y a los poco meses, ir a por ello.

IMG_20170814_113144

Buscar un lugar firme y plano, evitando baches y trafico para no interrumpir todo el rato. Nosotros comenzamos subiendo un poco los ruedines hacia arriba, es decir que no tocaran el suelo con la bici recta, así ellos se sienten seguros pero poco a poco van desafiándose.

Cuando creamos el momento quitar los ruedines y seguirles agarrando el sillín por detrás mientras arrancan y van dando cortos paseos como nos han enseñado a todos, una tarde tras otra, sin presionar ni frustrar.

Como hemos dicho anteriormente…cuando llegue su momento (que llega) aprenderán a montar en bici y eso ya…no se olvida.

Deja un comentario