A por una Navidad más HYGGE

O lo que es lo mismo, una navidad…MÁS NAVIDAD.

Llega la navidad, y me he propuesto poner en práctica en estas fechas todo lo que he aprendido sobre el secreto de la felicidad danesa, es decir sobre la cultura HYGGE y que pensándolo bien no dista mucho de nuestra navidad, de la navidad que hemos celebrado siempre en casa, en torno a la familia, una rica cena preparada con cariño y celebrando el más puro sentido de la navidad, de la llegada del niño, la visita de los reyes magos y es que como dice la canción…

1d1ba7719a1fda331738b07ba273ed6f--gold-christmas-christmas-holidays

Como ya comenté en un post anterior el HYGGE  es el arte de ser feliz centrándonos en las pequeñas cosas del día a día  y cuando mejor que en navidad. ¿Conseguiré que los regalos y lo material no sean lo más importante? pues no sé….porque en una sociedad puramente consumista es difícil, pero hay pasos que seguro nos acercan.

Practica la gratitud, uno de los 10 mandamientos hygges es la gratitud, el dar las gracias por lo que tenemos  y a aquellas personas que lo hacen posible. No digo de no hacer regalos materiales, cosa que se sería ideal a veces es difícil, pero…y si a esos regalos, les añadimos este año algo especial. Por ejemplo una lista de las cosas por las que esa persona es especial o porque la quieres tanto aunque suene cursi? Hablo de fabricar tus propias tarjetas, escribirlas a mano y aprovechar para decir lo que siempre damos por sentado y no decimos nunca.

Captura de pantalla 2017-12-03 a la(s) 23.56.20

Decoracion natural, No decores tu casa con adornos prefabricados, sal a dar un paseo, una costumbre también muy hygge en una tarde de invierno y recoge tanta naturaleza como puedas llevarte a casa, del parque de al lado o del bosque más cercano si tienes la suerte de estar fuera de la ciudad. Y al volver con un chocolate caliente, empieza a decorar tu nueva navidad Hygge.

En casa la tradición es hacerlo en el puente de la Inmaculada y como este año no hay puente, pues el fin de semana más cercano, y ya tenemos esa fecha señalada y reservada para tal fin. Algunos días antes vamos al mercadillo de belenes, porque el Belén siempre es algo especial en casa, cada año añadimos algo nuevo, y los niños son los encargados de elegirlo, montarlo, cuidarlo y mirarlo un rato cada noche antes de dormir.

tumblr_mf6xgm5fxr1qkz47to1_400

Libros. Nada tan acogedor y Hygge como esto. Una tarde navideña con una buena manta de lana, un chaleco y calcetines cuanto más grandes y gustosos mejor, chimenea o una vela en su defecto y a leer todo lo que puedas o si tienes niños, todo lo que ellos te dejen, y si no te dejan….pues siempre podemos tener a mano un buen libro infantil para conseguir llevarlos a nuestro terreno.

Pon banda sonora a tu Navidad. No hay época en el año en que necesite más la música en mi vida. Momentos como poner y decorar el árbol de navidad son obligatorios con música en casa, al igual que preparar la cena de nochevieja, que suele ser con los niños, en casa también tienen un banda sonora concreta.

Tengo mis temas preferidos, pero los peques cada año van siendo más autónomos y ya incluso empiezan a exigir que sus canciones navideñas estén incluidas en la playlist de éstas fechas.

Jingel Bell Rock

All I want for Christmas is you (Mariah Carey)

Santa Klaus is coming to town (Franl Sinatra)

Around the Christmas tree

Let it snow! Let it snow! Let it snow!

Baby it`s cold outside

Feliz Navidad (José Feliciano)

Last Christmas (Wham)

Santa Baby (Eartha Kitt)

Christmas is all around….

Ilumina. Apaga un poco las luces habituales, las bombillas de luz artificial e ilumina con luz más cálida, para que tanto el niño Jesús como los reyes, encuentren el modo de llegar a tu hogar. La chimenea, las Velas, así como hileras de bombillitas pequeñas ayudarán mucho a sus majestades a encontrar el camino a casa.

Regalos, más regalos y menos materialistas. Hace unos días he visto un video, colgado en mis redes, sobre los niños hiperregalados, y opino que pasa igual con los adultos. Llega la hora de escribir la carta a sus majestades los reyes…y como lo tenemos todo….no sabemos que pedir, y hacemos cartas forzadas, eso es porque estamos hiper-cubiertos de cosas y los niños hiperregalados. En ese video habla de la regla de los 4 regalos, con la que no puedo estar más de acuerdo y este año yo, empiezo a usarla. Consiste en ceñirte a 4 regalos.

” Algo que necesites, algo para ponerse, algo para leer y algo que realmente desees”

Yo ya tengo mis ideas para pedir a los reyes y para encargar para los míos. Date una vuelta por pinterest y encontraras mogollón de ideas súper original.

 

Deja un comentario