¡Sí Quiero! y una promesa que cumplir.

La promesa que cumplir es la de una receta con Quinoa, y el Sí Quiero…es que no me digáis que este Brócoli no podría pasar por ramo de novia, no se yo si me casaría con uno de ellos, creo que sí, que no tiene nada que enviar a ningún ramo que se precie.

El Brócoli morado, según mi frutero de confianza, el de toda la vida, y yo, después de toda mi vida aquí, nunca lo había visto más que en fotos. Pero bueno, lo importante es que la semana pasada llamó a mi puerta, y no pienso dejar de comerlo. Es un sabor distinto al Brócoli común, el verde, quizás más intenso y queda más entero, por lo que es ideal para salteados, wok y acompañamiento de cualquier carne o pescado.

Y con este Brócoli y mi Quinoa, se me ocurrió un plato tan rico y sano como el siguiente.

 

Salteado de brocoli con Quinoa.

Ingredientes:

1 Brócoli morado

4 vasos de agua

2 vasos de quinoa de Quinoa (300gr aprox.)

Salsa de Soja

Aceite de oliva Virgen Extra

1 diente de Ajo

Sal y pimienta

1 Hamburguesa (o no)

1 cucharada de mantequilla

 

Preparación.

En una olla de dos pisos con rejilla o en el aparato que tengáis para ello, pondremos a cocer al vapor el Brócoli, unos 45 min.

Mientras tanto pondremos a hervir agua. La cantidad para cocer Quinoa, es dos de agua por una de Quinoa, por lo que lo mejor es coger un vaso y usarlo de medida. Añadimos 4 vasos de agua a una olla con sal y añadimos dos vasos de Quinoa. Pondremos a fuego fuerte y cuando comience a hervir lo bajaremos hasta que el agua se haya evaporado, unos 20-25 minutos. Después apagáis el fuego y cubrís la olla con un trapo, tapáis y dejáis reposar unos 10 min más ya con el fuego apagado.

Con ayuda de un colador, escurrís la Quinoa para eliminar el agua que haya podido quedar y añadir una cucharada de mantequilla. Suelo añadir mantequilla a todo después de hervirlo, y es que como decía la famosa Julia Child,  “Si no está bueno, es que no lleva suficiente mantequilla”.

Si os sobra Quinoa, podéis guardarla tres días en la nevera o aprovechar para los niños. Yo suelo añadirla a la sopa a modo de pasta para los peques, les encanta.

Cuando el Brócoli esté tierno, cambiará de color a un rosado intenso y los tallos pasará de morados a verdes, es casi magia. En una sartén a parte con un chorreón de aceite, fileteáis un diente de ajo y cuando esté levemente dorado, añadís la verdura y salteáis un par de minutos, en este momento salpimentar y añadir un par de cucharadas de salsa de soja.

Ya sólo queda calentar la plancha para hacer la hamburguesa, si es que queréis añadir algo de proteínas al plato.

Emplatar colocando la Quinoa como base, los Brócolis con su jugo encima y por último la carne.

 

2 comentarios

  1. […] nuevo os quería recomendar una riquísima hamburguesa de atún y Quinoa. Aprovechando el post de la explicación sobre la Quinoa y de la receta con el Brocoli , me decidí a innovar nuevas recetas con Quinoa así que allá […]

  2. Inma Belascoain Prieto dice: Responder

    Hola Bea. Acabo de descubrirlo, y me ha encantado tu blog. He disfrutado mucho con tus recetas y consejos. Tenemos gustos bastante parecidos, la genética es curiosa. He de decir que mi entrada favorita es Abuela Nena. Aunque para mí ella siempre será Nena Tía. Mis mejores deseos, de corazón.

Deja un comentario