Fresas para beber

Esta es una receta que hago hace bastante tiempo, y la voy variando dependiendo de la ocasión, si es con niños añado poco más que fruta y algo de azúcar y si es para tomar con amigos pues entonces añado algo de ginebra o incluso vodka o martini, al gusto.

Pero la novedad este año es que lo hago un poco más Healthy, añadiendo un puñad de semillas de Chía y desde que le declaré la guerra al azúcar blanco, lo he sustituido por azúcar moreno o en su defecto, también podéis añadir edulcorante líquido, para los que no les gusta encontrar el azúcar sin diluir.

 

Ingredientes:

12-15 fresones

80 ml de agua fría

5 cucharadas de azúcar moreno  ó 1 cucharada de edulcorante líquido

1 cucharada de semillas de Chía

medio vaso de hielo picado

Unas gotas de limón

Martini, Vodka, Ginebra…

Preparación:

En primer lugar debo advertir que es un batido peligroso, si añades alcohol, ya que el azúcar y el dulzor de las fresas hace que lo bebas como si fuera solo zumo, y puede subirse a la cabeza!!!!

Tan fácil como triturar las fresas con ayuda de un robot de cocina, añadir el azúcar, las gotitas de limón y la chía. Añadir el agua y volver a triturar un segundo para mezclar bien.

Por último, poner añadir el hielo picado en el vaso y echar por encima el liquido de fresas y terminar dándole algo de alegría si es lo que queremos, con el chorrito de alcohol.

Es importante rectificar de azúcar y alcohol antes de servir para poco a poco ir cogiéndole el truco.

Deja un comentario