Ahorrando tiempo, comprando online

Me encanta ir a hacer la compra, pasar tiempo en el mercado, visitar los diferentes puestos, comparar productos, hablar con los vendedores, saber de donde vienen los productos, es casi casi un ejercicio de relajación para mí.

Pero lamentablemente no puedo hacerlo tanto como me gustaría. Suelo dedicar el sábado por la mañana a levantarme temprano e ir al mercado, me encanta llegar cuando aun están poniendo los puestos y tomar un café mientras contemplo el ajetreo. Hacer la compra de los productos más frescos para la semana especialmente carne y pescado y alguna fruta que se me antoje. (La fruta de temporada ya la trae el  frutero a casa con su truck y está deliciosa).

Para la compra de despensa, la compra grande de primeros de mes; Yo suelo hacer dos compras grandes cada 15 días, donde añado la leche, los lácteos, cereales, pastas y todos los básicos de despensa y de primera necesidad hace ya más de un año que empecé a usar la compra online. Este no es un post patrocinado, es mi experiencia, la que recomiendo a mis amigos cercanos y que cada vez gusta a más gente. Otro día os contaré cuales son mis productos preferidos de esta cadena de supermercados.

Después de probar varias webs, hoy puedo decir que me quedo con los ojos cerrados con Día.  Por su rapidez y facilidad a la hora de comprar, bien por la web o por su app, por la comodidad de entrega, son rapidísimos, incluso dependiendo de la hora que hagas el pedido entregan en el mismo día y como no podía ser menos, por su precio.

Tan fácil como meter tus datos una vez y listo, es solo elegir los productos y te lo traen a la puerta de casa. Es un gustazo hacer la compra desde el coche esperando a los niños salir del cole por ejemplo y poder pasar la tarde con ellos en el parque, en lugar de un supermercado. Además ayuda a ahorrar porque evitas los caprichos espontáneos de comprar in situ, que me los guardo para el sábado en el mercado. 😉

Deja un comentario