La receta de albóndigas de mi madre.

Hay tanta albóndigas como madres, esto es un poco como las croquetas, allá donde vas, las preparan de una manera y la verdad que a día de hoy, aún no he probado ninguna que no me guste. Albóndigas de cerdo, de bacalao, de pollo, en sopa, en salsa, con especias…

En casa, ésta es la receta que se ha tomado de toda la vida. Bueno me he tomado el privilegio de hacer algunos cambios sobre la receta original, siempre con la idea de ir mejorando.

Es una comida super cómoda ya que se puede dejar preparada días antes y en lugar de perder sabor, todo lo contrario, están más ricas un par de días después de hacerlas. Se pueden acompañar con patatas o arroz, yo voy alternando, pero confieso que con patatas son mis preferidas.

Cuando hago albóndigas siempre hago un kilo de carne al menos, ya que como aguantan perfectamente la congelación siempre puedo dejar y tener listas para los canastos del colegio por ejemplo.

 

Ingredientes:

1 kilo de carne de cerdo

Pimienta y sal

1/2 cucharadita de Curry

2 cucharadas de Pan rallado

1 huevo

Perejil

Ajo en polvo

harina

Aceite de Oliva Virgen Extra

1 cebolla

1 pastilla de Avecrem

1 vaso de vino

3 vasos de caldo o agua

 

 

Preparación:

Consiste en dos partes. 1. Hacer y freír las bolitas de carne y 2. preparar la salsa de albondigas y cocinarlas.

Paso 1.

Comenzaremos preparando la carne picada, que abrimos pedido picar por dos veces al carnicero. Colocamos la carne en un bol y añadiremos la sal, la pimienta, el pan rallado, el huevo, el ajo picado, el curry, el perejil y mezclaremos todo bien con ayuda de las manos. Debe quedar todo bien mezclado.

Comenzaremos a hacer bolitas, intentando que tengan el mismo tamaño y las colocaremos sobre una superficie enharinada.

Pondremos una sartén a calentar con abundante aceite donde iremos friendo las bolas de carne, enharinadas durante unos 4 minutos más o menos.

Conforme las vayamos sacando del aceite las colocamos en un cuenco u olla sin escurrir. (Ese aceitito da muy buen sabor después al guiso)

Paso 2.

En una olla con un dedo de aceite sofreímos cebolla bien picada junto con la pastilla de Avecrem, un pellizco de sal y un poquito de pimienta. Cuando está doradita (no mucho) añadimos una cucharada de harina, removemos  y añadimos el vaso de vino, (el harina ayuda a que la salsa quede más especia y rica).

Seguidamente añadimos las bolitas de carne y el jugo que han soltado, removemos bien, subimos el fuego y añadimos el caldo o el agua y dejamos cocer unos 20 minutos a fuego medio.

Por último cortamos las patatas en cuadradillos y freiremos en abundante aceite caliente. Escurrimos y servimos junto con las albóndigas.

Podemos incorporar las patatas a la salsa, para que se empapen o servir por separado para mantener su crujiente. Para gustos los colores.

1 comentario

  1. Ita dice: Responder

    Hola!!!
    Me encantan las recetas.
    Además de ricas,muy fáciles y sanas!!!
    Muchas Gracias!!!
    Un saludo desde Chipiona.❤

Deja un comentario