Aperitivos,  Entradas,  Almuerzo,  Pescado,  Sin categoría,  RECETAS

Mejillones al estilo Belga

Me encantan los mejillones pero es cierto que los uso poco y la verdad no sé porque, ya que son riquísimos, fáciles de cocinar y además de lo más barato.

Recuerdo que hace años, de viaje con una miga en Punta Cana, cogí una indigestión tomando mejillones; pude comerme 1 kg yo sola. He pasado mucho tiempo sin poder tomarlos hervidos con limón, pero ésta receta ha curado mi pavor por los mejillones. La tomo como las locas y además, es la típica saliste picante en la que no puedes dejar de mojar pan.

Cómo dato importante a la hora de comprarlos, rechaza los que están abiertos, y no los dejes en la nevera en una bolsa de plástico o se ahogarán. Al cocinarlos, deben abrirse, si alguno no abre y pone cierta resistencia a abrirse, mejor desecharlo también.

Aunque los Belgas toman los mejillones con patatas fritas, para mí eso es demasiado y os dejo una receta a mi estilo, influenciada un poco por una receta que probé hace ya bastante en Francia.

 

Ingredientes:

 

1 kg de mejillones

1 cebolla

1 tomate

1 vaso de vino blanco

Perejil

Sal

1 guindilla

1 diente de ajo

1 cucharadas de tomate frito

 

Preparación:

Pela y pica la cebolla y el ajo y ponlos a pochar en una cazuela con un buen chorreón de Aceite de Oliva Virgen Extra y un pellizco de sal. Cuando empiecen a dorarse, trocea el tomate pequeñito e incorpóralos junto con las dos guindillas cayenas y añade  la cucharada de tomate.

Limpia bien los mejillones y retira las barbas. Sube el fuego, añade una cucharada de harina y añade el vaso de vino y cocina a fuego medio. Pasados un par de minutos, añade los mejillones y cocina a fuego fuerte durante 5 minutos hasta que se abran.

Poco a poco con ayuda de unas pinzas, aparta los mejillones en un plato uno a uno y tritura con la batidora eléctrica todo el sofrito y déjalo cocinar unos 5 minutos a fuego medio-fuerte para reducir la salsa. Pasado este tiempo, vuelve a añadir los mejillones, mezcla tomo bien y listos para tomar.

 Sirve en plato hondo y decora con perejil.

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *