Plato principal,  Cenas,  carnes,  Navidades

Solomillos Wellington individuales

Hay varias teorías del origen del nombre de ésta receta, cuya aparición no esta clara si fue en Inglaterra, inventada por el Duque de la localidad de Wellington o en Francia, ya que la mayoría de sus ingredientes son galos y muchos la relacionan con la aparición del foie-gras. Pero de lo que no hay duda, es de que es un plato de esos que convierten una mesa en una cosa más seria, un plato que gusta a todos y de una presencia impecable. Fácil y riquísimo.

Me encanta prepararlo porque es cómodo, ya que puedes dejarlo hecho con antelación en la nevera y tan sólo introducir en el horno antes de servir. En cenas como las de Navidad suelo meterlo en el horno a la vez que sirvo el primer plato, así me aseguro de que va a estar recién hecho y riquísimo.

Podeis ver un video de la preparación en facebook, aún no consigo subirlos aquí ni en instagram (estoy intentándolo)

Ingredientes Para 6 persona

300 g de setas

3 dientes de ajo

1 solomillo de cerdo de 500-600 gr

75 g de paté de hígado de ave

Una placa rectangular de hojaldre

Sal

Pimienta

Unas gotas de Jugo Maggy

Nota: Esta vez lo he preparado con un solomillo de la zona de congelados que compré en Mercadona, pone “solomillo Marinado” pero no tiene sabor ninguno, es grande y jugoso y no llegó a 6,00€. Ultimamente lo uso para muchas recetas con carne, ya que siendo familia numerosa ya se sabe. 😉

Preparación:

Comenzaremos cortando el solomillo en círculos de unos 3 centímetros de grosor (2 dedos) solomillos que salpimentamos y reservamos.

En una sartén con un poco de aceite doramos los dientes de ajo picados finos y rehogamos las setas cortadas en taquitos pequeños, pasado unos 5 minutos añadimos un poco de sal y pimenta y seguimos rehogando. Añadid unas gotas de Jugo Maggy y rehogar a fuego medio unos 10 minutos más.

En una plancha bien caliente, sellaremos los solomillos, un par de minutos por cada lado, de modo que queden dorados por fuera y crudos por dentro, ya que terminarán de cocinarse en el horno y los dejamos enfriar un poco, para no romper el hojaldre al colocarlos encima.

Extendemos la masa de hojaldre sobre la encimera y cortaremos en 6 cuadrados iguales. Una vez cortados y con los solomillos ya fríos, untaremos los cuadrados de hojaldre con foie-gras cubriendo toda la superficie.

Colocamos una cucharada de setas y el solomillo por último e iremos cerrando con el hojaldre, uniendo las esquinas en el centro para sellarlo y lo colocaremos en una bandeja de horno con el cierre hacia abajo.

Todo esto podemos dejarlo hecho con antelación y guardado en la nevera; Tan solo una media hora antes de servir, precalentamos en horno a 210C y hacemos unos cortes con ayuda de un cuchillo en la superficie, para ayudar a que salga el vapor y se cocina todo por igual.

Con el horno caliente introducimos los solomillos en el centro del horno y los horneamos unos 25 minutos. Tan sólo nos resta servir y acompañar de más setas de las del relleno, verduras rehogadas o un puré de patatas como guarnición.

¿Os animáis? Si es así haced fotos, después de navidad habrá premio 😉

Print Friendly, PDF & Email

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *