Plato principal,  Almuerzo,  Guisos,  carnes

Los fines de semana son de Asados.

Soy adicta a los Asados, y cuando digo asados, no me refiero en exclusiva a asados de carne al uso, cordero, cochinillo, me refiero a todas aquellas recetas suceptibles de cocinarse en el horno.

No hay modo mejor de aprovechar las mañanas de los días de fiesta que haciendo lo que más te gusta, mientras el horno cocina por ti. Hace ya tiempo que me habitué a esta rutina de programar mi asado de fin de semana y seguro que no tardarás en hacerlo.

Tras el desayuno preparas todo, según la receta elegida y al horno, programado para que esté listo justo a la hora de comer, tu disfrutas y te olvidas. Tan sólo un pelin antes de la hora del almuerzo, poner mesa, preparar guarnición y a comer un plato de rechupete.

Dependiendo de la época, mis asados son más o menos reconfortantes y los acompaño con ensaladas en verano o con potentes salsas y guarniciones en invierno para ayudar a entrar en calor.

Uno de mis preferidos en invierno es este que traigo hoy, Asado de Pollo con vino tinto y verduras.

Es una adaptación de una receta, la original es con cordero, que está para morirse, pero aparte de por economía, me cuesta más que los niños lo tomen sin rechistar, así que probé con cuartos traseros de pollo y el resultado es de 10.

 

Ingredientes:

4 cuartos traseros (muslos y contramuslos)

500 ml de vino tinto

250 ml de caldo

2 zanahorias

1 cebolla

1 pastilla de Avecrem

1 cabeza de ajo

2 hojas de Laurel

2 ramas de romero

2 ramas de tomillo

Sal y pimienta

Aceite

Preparación:

Esto es lo mejor, tan sólo añadir los ingredientes con algunas pautas a la olla (apta para horno), programar tiempo y temperatura y listo.

En la olla colocar, las piezas de pollo, (yo uso cuartos traseros pero van bien también muslitos), los separamos de modo que de 4 piezas nos salgan 8, es decir, 4 muslos y 4 contramuslos.

Hacemos una mezcla de sal, pimienta y la pastilla de Avecrem desmenuzada y embadurnamos el pollo y lo colocamos en la olla. Añadimos la cebolla cortada en trozos grandes, la zanahoria partida en rodajas (sin pelar) la cabeza de ajo cortada por la mitad con piel, el vino, el caldo y las hiervas aromáticas.

Introducimos en el horno la olla con la tapadera puesta y dejamos cocinar 1 hora a 200ºC, pasada esa hora quitamos la tapa y dejamos cocinar otros 45 minutos. Si queréis como a los 30 minutos podéis voltear el pollo para que la piel quede crujiente en ambos lados.

Pasado el tiempo estarán listos para comer y la salsa se habrá reducido y estará riquísima. Podéis sacar las piezas de pollo y pasar la salsa con la batidora, añadiendo un poquito de nata si queréis suavizar la salsa.

Acompañadlo de puré de patata casero y se chuparán los dedos. Pero también podéis acompañar de patatas fritas o guisantes rehogados con ajito, o incluso ¡¡¡con setas!!!

Si leéis bien la receta os daréis cuenta que es cuestión de añadir todo a la olla y que el horno trabaje por nosotros. Además os sorprenderá que es una receta que por unos escasos 7 euros da de comer a 4-5 personas.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *