Pollo en leche con toque provenzal

Una receta muy fácil y riquíiiisima, con una sabor a cocina casera estupendo, gracias a las hiervas provenzales que traje de nuestro ultimo viaje y que también añadiremos a nuestro pollo, al tomar esta plato, me teletransporto a aquellas últimas vacaciones en el sur de Francia…Que recuerdos…

Bueno, que me voy de vacaciones solo con pensarlo, esta es una receta que me dio mi querida tía Ana, no recuerdo como le había llegado pero me la recomendó con mucha insistencia y ahora se lo agradezco ya que la hacemos bastante en casa.

La verdad que las fotos no hacen justicia al sabor que tiene este plato, pero como ya sabréis estamos en semana de feria en Sevilla y mi objetivo se resiente igual que el resto de mi ser, os ruego seáis comprehensivos.

IMG_2210 copia

Ingredientes:

1 pollo entero

3 cucharadas de mantequilla

1 litro de leche

Sal

Pimienta

4 patatas

aceite

Hierbas aromáticas

Preparación:

La receta original es con un pollo entero, yo esta vez utilicé una bandeja de pollo troceado que tenia por casa, y otras veces la he hechos con alitas, y con todas está igual de buena. Lo único a tener en cuenta en esta receta es que el pollo debe estar desde el día anterior bañándose en la leche y la mantequilla.

Embadurnamos el pollo con la mantequilla y lo colocamos en un bol  y lo cubrimos con la leche, y lo dejaremos allí dentro de la nevera hasta el momento de cocinarlo.

Cortamos las patatas en trozos grandes y las salamos bien con sal gorda, yo primero les doy una pasada en la sartén con aceite medio cliente, con la intención de confitarlas y después en el hornos que terminen de hacerse y queden crujientes por fuera y tiernas por dentro.

IMG_2211 copia

Calentamos el horno a 190C

Escurrimos bien el pollo, reservando la leche sobrante y disponemos en una bandeja de horno el pollo con las patatas ya confitadas y espolvoreamos con una pequeña parte de las hierbas y con un chorreoncito generoso de aceite por toda la bandeja .

Lo introducimos en el horno durante unos 45 minutos, durante este tiempo iremos volteando el pollo (para que se haga igual por ambos lados y añadiendo la leche sobrante según nos vaya pidiendo, si vemos que se seca la bandeja en exceso. Cuando ya este empezando a dorarse, añadimos el resto de las hiervas, y cocinamos los últimos minutos.

Este es un pollo con un intenso sabor a mantequilla con hiervas exquisito. No dejéis de probarlo.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *