Arroz con Carabineros

El arroz era una de mis asignaturas pendientes, siempre se me ha resistido…¡¡¡hasta hoy!!! No sé si será por la dedicación, por la calidad del marisco o porque era mi día de suerte pero ha salido espectacularmente bueno.

Esta receta que os traigo hoy es de cosecha propia, he ido echando como diría mi madre…”lo que me iba pidiendo” y creo que por fin he entendido esa frase que tantas y tantas veces le he oído decirme al dictarme una receta, y he de deciros que tenía razón, no lo habría expresado mejor, hay un día en el que después de horas y desastres en la cocina, la olla (paellera en este caso) te habla y te va diciendo lo que necesita para que te quede un plato 10. ¡Gracias mamá!

Ingredientes:

4 Carabineros

1/2 litro de agua

un pellizco de sal

3 cucharadas de aceite

Pimienta

4 tazas pequeñas de Arroz

1 pimiento

1 tomate

1 cebolla

1 diente de ajo

1 pastilla de avecrem

Preparación:

En primer lugar pelaremos los carabineros y pondremos una olla con agua y las cáscaras y un puñado de sal a hervir. Iremos aplastando las cáscaras con una espumadera para ir sacando el jugo. Esto nos tomará unos 30 minutos. Pasaremos por un chino o un colador, escurriendo bien las cáscaras y reservamos el caldo obtenido. Está aún mejor si hacemos el caldo el día anterior.

Picamos bien pequeñito la cebolla, el ajito, el tomate y el pimiento. Ponemos la paellera, o una olla bajita con tres cucharadas de aceite de oliva a calentar, añadimos el ajo picado y cuando esté doradito añadiremos la cebolla y los pimientos también picados. Lo rehogaremos unos 7 minutos hasta que estén blanditos y la cebolla empiece a trasparentar.

A continuación añadiremos el arroz (una tacita por persona) y lo rehogamos removiendo bien, de modo que el arroz tome el gusto del refrito, en este momento añadimos también la pastilla de avecrem desmenuzada, la sal y un poco de pimienta. Pasados unos minutos comenzamos a añadir el caldo poco a poco hasta cubrir el arroz (como un dedito por encima de éste). Dejamos cocinar a fuego medio, a medida que veamos que el arroz va chupando el caldo pero aún está duro, iremos añadiendo cucharadas de caldo. Unos 25 minutos aproximadamente.

Al cabo de 20 minutos, añadiremos los carabineros enteros y crudos encima del arroz y dejaremos que se hagas con los últimos minutos de fuego.

Mi truco está en fijarme en el corazoncito blanco del arroz, cuando empieza a desaparecer no debemos añadir más caldo.

Los últimos minutos podemos subir el fuego al máximo si queremos obtener un poquito de socarrat, es decir, un arroz más tostado en el fondo, que da un sabor exquisito. Retiraremos del fuego y dejaremos reposar tapado un par de minutillos, no más.

Desde que comenzamos a añadir el caldo, dependiendo de la cantidad de arroz y el tipo del mismo, debemos calcular aproximadamente 20-25 minutos.

degerge 

El arroz como siempre he escuchado en casa ” no espera a nadie” de modo que debéis prepararlo cuando todo el mundo este dispuesto a comer ya que sino se os abrirá y quedará una pasta. Para mi gusto es preferible un arroz entero que abierto.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *