FOTOGRAFIANDO…¡¡Que es gerundio!!

Ya os he hablado algunas veces de mi obsesión por imprimir las fotos, por no dejarlas en el olvido de mis discos duros, ya que estoy plenamente convencida de que con los avances de la tecnología, algún día llegará el momento en que estos queden obsoletos para los nuevos ordenadores.

Al igual que me ha pasado con decenas y decenas de CD’s que grabé durante años, con canciones que han marcado mi adolescencia. CD’s  que he dejado en el olvido, ya que tengo música en mi móvil, mi coche va con USB, mi PC no tiene disquetera y ya no tenemos reproductor de CD porque es más cómodo todo lo anteriormente mencionado. Ya antes también me pasó con películas VHS, películas comerciales y las familiares de mis padres que ahí están, para ver si algún día las llevamos a pasarlas a DVD, pero con la vida que llevamos ese día nunca llega, pero llegará es uno de mis propósitos de 2017.

img_0813

Bueno pues como no quiero que eso me pase con años y años de fotos de familia, yo al más puro estilo sesentero, voy imprimiendo cada dos 3-5 meses mis fotos y las voy poniendo en el clásico álbum de toda la vida. Lo más dificil de esto en la actualidad, con los móviles y la facilidad de hacer fotos sin coste alguno, es que por cada puchero del niño hacemos 50 fotos y después hay que seleccionarlas, y la verdad que además de requerir tiempo es muy difícil. No es de buen padre/madre/abuel@/ti@, meter en ese icono pequeñito con forma de cubo de basura la carita de tu bebé llena de papilla borrosa y a contraluz pero…¡¡HAY QUE HACERLO!!

Debéis empezar pasando las fotos en el ordenador cada cierto tiempo, dependiendo de la frecuencia con la que hagáis fotos y ordenarlas por carpetas.  Yo en concreto, las ordeno por meses, tengo una carpeta de fotos, dentro de ésta carpetas con los años y dentro a su vez los meses del año y en el caso de que haya algún evento importante, pues una carpeta con su nombre ejemplo: FOTOS – 2016 – MARZO – BAUTIZO.

img_0811

En el mismo momento en que las descargo hago una primera selección, eliminando las borrosas, las repetidas, las que están a contraluz o no me gustan nada de nada y ahí las dejo reposar hasta que las vaya a imprimir que hago una segunda selección, por si veo alguna que no necesito o se me había escapado y la tercera selección es la de impresión que solo cojo las que más me gustan intento cumplir mi norma de no imprimir más de 40% de fotos de un mismo día o actividad, sino los álbumes se hacen aburridísimos, al más puro estilo Patty y Selma.

Suelo imprimir en diferentes webs, dependiendo de lo que necesite en cada momento pero quiero destacar una en especial que ha decubierto hace poco y estoy completamente enganchada. Enganchada por su comodidad, su precio y sobre todo su calidad y acabado.

img_0816

Instagrafic “Back to paper”

Comodidad: Es una empresa que funciona a través de whatsapp, sí sí, habéis leído bien, envías las fotos a través de whatsapp, lo que es comodísimo porque la mayoría de nuestras fotos hoy en día las tenemos en el móvil y enviarlas desde ahí facilita mucho las cosas, además puedes usar dropbox, Wetransfer, Googlefotos, ect…

Precio: Funcionan por paquetes de 300 fotos y dependiendo del formato, cuadrado o rectangular, los precios oscilan entre 29 y 32 euros. Es decir imprimes 300 fotos a tamaño 10×15 (el de toda la vida) por ¡¡¡32€ envío incluido!!!

Calidad y acabado: Las fotos están impresas en un papel grueso y con acabado mate y bordes blancos lo que da un toque vintage de lo más actual y se entregan en una caja de cartón impresa con tus fotos y con separadores, por lo que si no quieres pasarlas a álbumes pues puedes organizarlas en las propias cajas y tener tu caja por año por ejemplo.

En su web podréis ver todos sus productos y muchas más información, os aviso ¡¡Es adictivo!!

Ya no tenéis excusas para empezar a imprimir, en un futuro os alegrareis.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *