Reflexiones para papás y mamás

Adoro a mis hijos, no creo que ninguna madre pudiera decir lo contrario. A día de hoy, no soy capaz de imaginar mi vida sin ellos, llenan mis días (y mis noches) y siento que es lo mejor que he hecho nunca, que nada se me da tan bien como ser mamá. Y es que ellos, tan pequeños aún, son los jueces más generosos del mundo, todo les parece estupendo en ti, siempre estás guapa a sus ojos, siempre hueles bien, tus dibujos son los mejores del mundo y tu ropa y tus pinturas, en el caso de que tengas una niñita, de golpe se vuelven dignos de las mejores pasarelas de moda del mundo.

Pero sé que esto cambiara y aunque la que hoy se cansa de estar con ellos sea yo, la que intenta esconderse para pasar un rato de tranquilidad, aún sabiendo que es imposible, que justo cuando te sientas delante de ese café y tu revista preferida, siempre llega un pequeñín pidiendo un colacao, consiguiendo que una vez más, como todas y cada una de las veces que te has puesto un café desde hace 5 años, te lo termines tomando templado-frío.

Pero ves sus ojitos de “Bien que súper plan, un ratito con mamá” y te derrumbas, y decides aprovechar y hacer ese colacao y recalentar tu café. Porque como todos los mayores dicen, el tiempo vuela, y en un abrir y cerrar de ojos, seré yo la que pida a mi hija que se tome un café conmigo antes de salir con sus amigas y pasar fuera todo el fin de semana y seré consiente de su suspiro escondido de “Bueno…pasaré un rato con mama antes de irme, para que se quede contenta“.

Muchas veces me gustaría detener el tiempo, ando agotada de niños, baños, termos, comidas, cenas, parques, cumples, peleas, cuartos desordenados, heridas…pero en el fondo me gustaría quedarme aquí, en este momento y justo así, para siempre. Así que he empezado a intentar disfrutar de las cosas y a ser consciente de todo de una forma mucho más activa, pronto os hablaré de mi descubrimiento del Mindfullnes que se que me ayudará a esto de lo que os hablo.

Oa quería dejar un texto que encontré hace unos días en un blog (unamammagreen.com) habla un poco de todo esto y te hace reflexionar. Me encanta leerlo, tanto que lo he impreso y colgado en la nevera y trato de leerlo cada vez que estoy calentando de nuevo mi café 🙂 .

Me identifico con todas y cada una de sus palabras, estoy segura que tu, si tienes niños también.

e021f4650e50ea7ebf8a86f943485dab copia

Print Friendly, PDF & Email

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *