Dulces,  Tartas

Tarta de Zanahorias

La tarta de zanahorias es uno de mis descubrimientos culinarios más ricos y fáciles. Mi historia con esta tarta comenzó pidiendo un trozo de ella hace ya 8 años en una cafetería.

“Una de las reinas de la repostería. Útil para infinidad de ocasiones, desde una merienda hasta una comida de Gala”

Es una tarta de sabor espectacular y es difícil adivinar el ingrediente estrella si no te lo dicen.

La había oido mucho pero nunca me atrevía a pedirla. La tarta de zanahorias empezaba a sonar; hoy en día es todo un clásico pero por aquel tiempo, tan sólo comenzaba a aparecer por cafeterías y pastelerías.

“En todo este tiempo he ido perfeccionando la receta, restando dulzor y mejorando la consistencia y ahora ya puedo estar 100% orgullosa de mi tarta de zanahorias”.

 

 

 

Ingredientes:

200 gr. Azúcar moreno

1 cucharada de vainilla

1 cucharada grande de canela molida

125 gr. de Harina

150 gr. Zanahoria triturada

2 Huevos

145 ml Aceite de oliva

1 cucharilla de bicarbonato

2 cucharilla de levadura química

1 pizca de sal

1 pizca de nuez moscada

Para la cobertura:

60 gr. nueces Pecanas enteras (o las de toda la vida)

90 gr.Queso Mascarpone

200 gr. Azúcar glasé

 

Preparación:

Lo primero será tener todos los ingredientes dispuesto para ir utilizando en su momento. La famosa “Mise En Place”.

Mi receta original de tarta de zanahorias llevaba las zanahorias ralladas y es algo más seca. Cuando quiero que sea más tipo bizcocho, la hago con la zanahoria rallada y cuando quiero que sea más postre y menos pesada trituro la zanahoria. Al triturarla suelta más agua y con ella la tarta queda más jugosa.

En un cuenco con ayuda de unas varillas batir los huevos juntos con el aceite, la vainilla y el azúcar. Una vez tengamos todo bien incorporado, vamos añadiendo poco a poco la harina tamizada junto a la levadura y el bicarbonato. Añadimos la canela y por último, la zanahoria rallada.

Engrasamos un molde no demasiado alto precalentamos el horno a 175ºC. Horneamos durante unos 45 minutos o hasta que al pinchar salga limpio.

Dejamos enfriar unos 10 minutos antes de desmoldar y tras desmoldar dejamos enfriar totalmente antes de incorporar la cobertura.

Para la cobertura, batiremos manualmente el queso Mascarpone junto con el azúcar glass,  hasta obtener una mezcla lisa, espesa y sin grumos. Dejar enfriar un rato en el frigorífico antes de repartir por el bizcocho.

Una vez la tarta se haya enfriado, incorporamos la cobertura al gusto sobre el pastel.

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *