Cocinar en Cuarentena: Pasta con Nata y Champiñones y Pollo Asado.

Y llegó el Viernes y el final de nuestro menú, que no del confinamiento con dos deliciosas recetas, que seguro os encantarán e incorporareis a vuestras recetas habituales.

Pasta con Nata y Champiñones

Una receta de pasta con bacon, nata y champiñones que se prepara en aproximadamente 10 minutos. Riquísima y que os recordará a la carbonara, pero con nata.

Esta pasta tiene un sabor brutal entre el ahumado del bacon y el parmesano y la potencia de los champiñones. Podemos usar cualquier otro tipo de seta, pero el sabor del champiñon de parís, es alucinante.

Ingredientes:

1 paquete de tallarines

250 ml de nata

2 cucharadas de leche

8-10 Champiñones

Pimienta y sal

Orégano

1 paquete de Bacon

Mantequilla

Un trozo de Parmesano

Preparación:

  1. Cocer la pasta según las instrucciones en abundante agua.
  2. En una olla, poner una cucharadita de mantequilla y dorar el bacon cortado en tiritas.
  3. A continuación, cortar los champiñones en tiras. Salpimentar y cocinar junto con el bacon unos 5 minutos a fuego medio.
  4. Añadir la nata y cocinar con fuego bajo 10 minutos. Al final añadir las dos cucharadas de leche para hacer la salsa algo más ligera.
  5. Espolvorear bastante Parmesano rallado (como dos puñados) y cocinar un par de minutos más.
  6. Por ultimo tan sólo nos queda escurrir la pasta y colocarla en el plato. Cubrir con la cantidad de salsa que querías en cada plato y decoramos con un chorreoncito de aceite de trufa, pimienta y orégano.

Pollo Asado

Para mí la receta por excelencia, porque gusta a todos, porque sabe a hogar y porque lo hace todo el horno. Me encanta ponerla de cena ya que lo meto en el horno antes de los baños y al terminar está la comida lista.

Ingredientes:

1 pollo

Sal

Pimienta

Mantequilla

Romero o alguna especia

Aceite

Preparación:

  1. Salpimentamos el pollo por fuera y por dentro, y con las manos untamos el pollo levemente con mantequilla. Para aportarle más sabor.
  2. Ponerlo en la bandeja, añadimos algunas especias y un chorreón de aceite y lo metemos en el horno, que estará previamente calentado a 200ºC hasta que se haya dorado levemente, aproximadamente unos 20 minutos.
  3. Una vez dorado, sacamos la bandeja y le damos la vuelta al pollo, con ayuda de dos tenedores grandes  y lo volvemos a introducir en el horno. Pasados otros 20 minutos, cuando esté dorado, le volvemos a dar la vuelta y lo introducimos de nuevo al horno durante unos 60 minutos aproximadamente.

Iremos comprobando de vez en cuando cuando cuando está listo, ya que depende de cada horno y de nuestro gusto, pero lo ideal es que el pollo no esté ni muy seco ni demasiado crudo obviamente.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *