Guiso de Patatas con choco y vuelta de vacaciones

Se acabaron las vacaciones, al menos para la mayoría. En casa todos hemos vuelto a la vida diaria, a los madrugones, a las siestas más cortas y en general a los horarios y la rutina. Berta ha comenzado en una guarde nueva, y aunque el primer día ha sido un drama para ambas (madre e hija) ella parece estar adaptándose rápido y yo estoy encantada, ya que mientras ella juega y aprende, yo tengo tiempo para cocinar, escribir… Tiempo que me temo no durará mucho porque como ya muchos sabéis, para finales de octubre esperamos aumentar la familia, y ya seremos una ¡¡¡super familia de 4!!! así que hasta entonces me he propuesto aprovechar cada minutos libre para organizar y dejar preparadas muchas fotos y recetas, para que casi no se note mi falta de tiempo, mis ojeras, las horas de no-sueño y la desesperación en general que traen los bebes debajo del brazo, gracias a Dios que traen eso y millones y millones de cosas buenas, mimos, cariños y ternura a una casa.

Bueno deben de ser mis hormonas pero estoy desviándome del tema del blog, ¡¡la cocina!!. Para despedir el verano he querido preparar una receta que además de típica en casa cuando era niña, está riquísima y además combina el choco, que me recuerda aun al verano pero en un guiso, que nos prepara para el invierno o en primer lugar el otoño que están cerca de llegar.

IMG_1691

Como ya os he comentado he comido esta receta desde niña, me recuerdo en la mesa hurgando en el plato para escoger lo que eran patatas y lamentándome cuando me equivocaba  y me tocaba choco, como podéis ver en las fotos y comprobar si lo cocináis en casa veréis los trozos de choco y patatas, una vez cocinados apenas se diferencian. Obviamente hoy en día ha cambiado por completo, mi gusto culinario  e inteligencia gastronómica han crecido casi tanto como yo, y  hoy todo el choco me parece poco.

Ingredientes:

1 kg de chocos

4 patatas

2 dientes de ajo

1 cebolla

2 hojas de laurel

1 pastilla de avecrem de pescado

1 vaso de vino blanco

1 vaso de agua

pimienta

sal

aceite

Preparación:

Para esta receta aprovecharemos todo el calamar, es decir también trocearemos las patas, en la mayoría de puestos del mercado y supermercado podeis pedir con os lo preparen para guiso cortados en tacos y de este modo os lo dan ya limpios, si no os lo preparan limpiaremos los calamares (podéis ver aquí un video de como hacerlo) y cortaremos los en dados de 1×1 aproximadamente y salamos.

IMG_1682

Cortamos los ajos y la cebolla a cuadrito y los doramos en una olla con 2 cucharadas de aceite de oliva.  Cuando estén dorados, y con el fuego fuerte, añadimos los calamares a cuadritos y los doramos unos segundo, junto con la cebolla y el ajo, a continuación añadiremos el azafrán (o colorante alimentario), la pimienta, la pastilla de Avecrem y las dos hojas de laurel y lo dejaremos sofreír unos 5 minutos. Ahora es el momento de añadir el vaso de vino y el agua y bajaremos a fuego medio y dejaremos cocinar hasta que el choco esté blando, unos 20-25 minutos debería ser suficiente, pero lo ideal es que vayáis pinchando el choco para ver cuando esta tierno.

IMG_1684

Mientras los chocos se van poniendo tiernos, cortaremos las patatas en trozos cuadrados, algo más grandes que los de choco, las enjuagaremos y salaremos  y freiremos en el aceite caliente.Una vez fritas y con los chocos tiernos, las añadimos a la olla y pondremos un poco más de agua y cocinaremos a fuego medio-alto unos 6-7 minutos más.

IMG_1686

Esta receta debe quedar espesita, no con demasiado caldo, pero es cuestión de gustos, hay gente que la toma con más caldo.

Número de comensales: 4 personas

Precio ración: 1,50€

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *